Nº 1829 lunes 8 de Junio de 2020



TEMA DE PORTADA



La prestigiosa jurista tendrá que vigilar un aluvión de ayudas públicas post Covid, la trasposición de tres directivas europeas y la liberalización ferroviaria

Calviño abre la puerta de la CNMC a Cani Fernández


El Gobierno ha dado el pistoletazo de salida a la renovación de la CNMC, cuyo presidente, José María Marín Quemada, y cinco consejeros más, tenían vencidos sus mandatos desde el pasado mes de septiembre. Para sustituir a Marín Quemada, tras casi siete años al frente del organismo y un listón alto en cuanto a independencia respecto de los ‘lobbies’ se refiere, la ministra de Economía, Nadia Calviño, ha elegido Cani Fernández, una jurista de prestigio, experta en temas de competencia, con una larga trayectoria en el despacho de abogados Cuatrecasas, y que desde febrero trabajaba como asesora en Moncloa. Tras el preceptivo trámite parlamentario, Fernández tendrá que supervisar el aluvión de ayudas públicas, trasponer tres directivas y vigilar la liberalización del tren.

por Nuria Díaz

La pasada semana el Consejo de Ministros, a petición de la vicepresidenta tercera, Nadia Calviño, dio luz verde a la propuesta de renovación de la mitad de los miembros del consejo de administración de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) cuyos mandatos habían caducado el pasado septiembre. Primero la falta de gobierno, luego la pandemia... la renovación se había ido aplazando, pero ya no cabían más prórrogas.  Entre los salientes figuran el propio presidente del organismo, José María Marín Quemada, la vicepresidenta, María Fernández,  y los consejeros Benigno Valdés, Clotilde de la Higuera y Josep Maria Guinart, cuyo mandato expiró hace dos años.

Para sustituir a Marín Quemada, presidente de la CNMC desde 2013 a propuesta del PP, Calviño ha propuesto a Cani Fernández, una jurista de reconocido prestigio, en España y en Europa, especializada en temas de competencia y con una amplia trayectoria profesional en el despacho Cuatrecasas. La abogada, jefa del equipo de 'Antitrust' entre 2003-2018, fue la segunda mujer en alcanzar la sociatura del despacho y la primera a la que el directorio Chambers reconoció su contribución al sector legal. Incluso llegó a postularse el año pasado para ocupar el cargo de consejera delegada, aunque finalmente, el elegido fue Jorge Badía, otro de los abogados ‘estrella’ del despacho de origen catalán.

Lo cierto es que conoce el organismo al que llega. desde Cuatrecasas, asesoró a Volkswagen en el expediente  que acabó desvelando  cómo ocho marcas fundaron en 2004 el Club de las Marcas para intercambiar información sensible sobre las redes de concesionario.  Fernández defendió también a Mediaset en el contencioso contra la CNMC por prácticas anticompetitivas en el mercado publicitario, que también afectaba a Atresmedia. El fallo se produjo en noviembre pasado y se obligó a los dos grupos a pagar una multa de 77 millones de euros. La abogada se había incorporado el pasado mes de febrero al Gabinete de Presidencia del Gobierno en La Moncloa junto a Iván Redondo, lo que ha provocado que algunos partidos como el PP haya rechazado el nombramiento, asegurando que "no es el perfil oportuno". Además, ha recordado al Ejecutivo de Pedro Sánchez sus críticas en el pasado a las llamadas "puertas giratorias". Que el PP se haya bajado de la negociación va a provocar, si los nombramientos pasan el tramite parlamentario,  que su partido, que llegó a copar en 2013 ocho de los diez puestos del consejo, seguirá con una única representante, María Ortiz (nombrada en 2013 y renovada en 2016). Además de Marín Quemada, el Gobierno ha propuesto a Ángel Torres como vicepresidente. Torres fue secretario de política Económica con Pedro Solbes y también es, como Cani Fernández, alguien cercano a Calviño. Por lo que, señalan los expertos, los socialistas se refuerzan en el consejo del organismo, con tres de los nuevos entrantes. Además de la presidenta y el vicepresidente antes citados, lo hacen Pilar Sánchez Núñez, exconsejera de la CNC y los dos consejeros con que contaba y que mantienen sus puestos (Mariano Bacigalupo y Bernardo Lorenzo). Por Ciudadanos seguirá Pilar Canedo y por el PNV, Xabier Ormaetxea y, por primera vez, se incorporarán dos vocales a propuesta de Unidas Podemos y ERC, respectivamente: Carlos Aguilar, experto en el mercado audiovisual próximo a En Comú Podem, y Josep Sala i Prat, que formó parte del equipo de expertos que elaboró un informe sobre transición energética a petición del exministro de Energía, Álvaro Nadal.

Cuotas de poder aparte, lo cierto es que se le pregunte a quien se le pregunte, no hay más que alabanzas para la trayectoria profesional de Fernández. “Su valía habrá de demostrarla ahora desde la CNMC, un organismo que trata un asunto espinoso tras otro, y desde el que son comunes las confrontaciones con empresas y gobierno”. Ocasiones no van a faltarle.

Asuntos sobre la mesa

Entre otros muchos asuntos, los primeros que le esperan sobre la mesa del despacho es la gestión de las 500 quejas y consultas que la CNMC ha recibido en su ‘buzón covid’. De todas las consultas recibidas, cerca de la mitad (45%) han tenido que ver con el sector financiero. Fruto de la colaboración que se ha creado a través del buzón, que lleva dos meses activo, la CNMC está investigando la existencia de posibles prácticas anticompetitivas en los siguientes sectores: funerario, financiero y de distribución y comercialización de productos sanitarios, tal como anunció el pasado mes de abril. Y, además, recientemente, ha abierto investigaciones también en el sector asegurador (especialmente en relación a los seguros de deceso y los seguros de baja laboral). Asimismo, continúa realizando un estrecho seguimiento de la evolución de los precios de los alimentos y de otros sectores que han podido verse afectados.

Además, el tándem Fernández- Torres habrá de supervisar el aluvión de ayudas públicas que se avecinan y que deben pasar por el organismo de competencia. “Habrá que tener cierta flexibilidad cuando países como Alemania, siempre tan reacios a este tipo de ayudas, acaba de comprar un 20% de Lufthansa”, señala una fuente.

Además. la CNMC tiene pendientes varias directivas europeas, como la conocida como ECN+, aprobada en enero del año pasado, que busca resolver problemas de aplicación "ineficaz o desigual" de la normativa de competencia en los diferentes Estados miembros, así como dotar a las autoridades de competencia de medios para aplicar más eficazmente las normas.
También le esperan unos cuantos procesos complicados, como el de la liberalización ferroviaria, prevista para diciembre y que ya ha generado algunas controversias.


Marín Quemada, el independiente

Marín Quemada llegó justo al nacimiento de la CNMC, cuando los tres organismos reguladores existentes hasta el momento, se unieron en uno solo en 2013. Una fusión que generó mucho ruido. Desde el primer momento, este economista, y pese a que fue nombrado por el PP, nunca ha sido dócil y, señalan fuentes del sector, “ha pisado muchos callos”. Ha tenido desencuentros con Luis de Guindos, Soraya Saénz de Santamaría, José Manuel Soria, los hermanos Nadal y ahora con la ministra de Transición Ecológica, Teresa RIbera. Y aún más con las compañías, desde Telefónica a las eléctricas.

De ahí que todo el mundo coincida en señalar que la seña de identidad de Marín Quemada ha sido la independencia. Por ella  protegió a los técnicos con un buzón de denuncias interno para denunciar injerencias y que ha funcionado muy bien. Y también creó el registro de grupos de interés, a la imagen de Europa. Si bien no ha logrado su objetivo, que todas las integrantes del ibex y las grandes empresas se ‘retraten’ en dicho registro, lo cierto es que es un paso importante que, señalan los expertos, acabará dando sus frutos cuando se haga obligatorio.

A lo largo de estos casi siete años, bajo su mandato la CNMC ha tomado algunas decisiones importantes. Provocó el cambio en la finacion de precios en el mercado minorista y mayorista, una revolución en el mercado eléctrico. Provocó la apertura de la fibra de Telefónica y también, que se empezará a multar no solo a alas empresas sino tambien a los directivos, cuando se demostraban prácticas anticompetitivas.
El primer caso en que se hizo fue en la sentencia contra el cartel de pañales para adultos, que llevaban 15 años vendiendo con sobeprecio.

Precisamente uno de sus grandes logros ha sido la lucha contra carteles: el de manterial ferroviario, por ejemplo. Después, con la crisis y la burbuja financiera llegaron otros, como el de los palés, los cartones ondulados o la electrificación de edificios.

En octubre de 2019, la CNMC, en su lucha contra el fraude en la contratación pública,  inició un expediente sancionador contra 25 empresas de servicios de consultoría y varios directivos de algunas de ellas.



En este sentido, el PLCCTE programa, con la suficiente antelación, la instalación progresiva de puntos en las estaciones de servicio con mayor volumen de venta, que representan en la actualidad el 10% de la red. Por otro lado, con el fin de conseguir un transporte más limpio en las ciudades, el Código Técnico de la Edificación (CTE), articulará la instalación de sistemas de recarga en edificios de nueva construcción, en intervenciones en edificios existentes y en los edificios de uso distinto al residencial privado que cuenten con una zona de uso aparcamiento con más de veinte plazas. En este último caso, el proyecto dispone que deberán cumplir con lo que disponga el CTE antes del 1 de enero de 2025.


... y todo El Nuevo Lunes en www.elnuevolunes.es

volver