Nº 1809 lunes 20 de Enero de 2020



TEMA DE PORTADA


Al frente de la Oficina Económica, que tendrá línea directa con el presidente, coordinará los trabajos de la ‘todopoderosa’ Comisión Delegada
que dirige la vicepresidenta

Iván Redondo, con mando sobre Calviño

Como plenipotenciario jefe de Gabinete de la Presidencia del Gobierno ejerce ya Iván Redondo, que se convierte de nuevo en una pieza clave de un Gabinete de coalición formado por cuatro vicepresidencias y 18 ministerios. Nada más confirmarlo Sánchez en su cargo, ampliando e impulsando sus funciones, una de las primeras decisiones que ha tomado ha sido ajustar y reorientar la Oficina Económica de Moncloa, conocido como el Departamento de Asuntos Económicos, que estará bajo su control. El objetivo es que el jefe del Ejecutivo disponga de un equipo de análisis económico independiente de la Vicepresidencia que dirige Nadia Calviño.

Por Ana Sánchez Arjona


Iván Redondo aumenta su poder. Pedro Sánchez ha vuelto a premia a la persona que hizo posible la derrota, vía moción de censura, del presidente Mariano Rajoy. Esta vez, además de jefe del Gabinete de Presidencia, le ha entregado la Secretaría de Estado de Comunicación, una máquina imparable que tiene como objetivo convertir las actuaciones gubernamentales en éxitos públicos.

Pero además, y especialmente importante porque se trata de un salto relevante, es que va dirigir la Oficina de Asuntos Económicos.  Su capacidad para trabajar con unos y otros, independientemente de su ideología, hacen de él un perfil ideal para este trabajo. Sánchez refuerza así un organismo que depende de Presidencia, y que tendrá un papel sustancial de asistencia y asesoramiento al jefe del Ejecutivo en asuntos relacionados con las políticas económicas.

Se puede interpretar como un contrapeso al poder que Nadia Calviño ostenta al frente de la Comisión  Delegada de Asuntos Económicos, y que podía ejercer de bloqueo a las iniciativas de Unidas Podemos que se saltaran las alarmas fiscales de Bruselas.

El impulso que recibe la Oficina es muy importante sobre todo en una legislatura que Sánchez ha definido como “especialmente económica” y servirá para que el presidente disponga de información puntual de los asuntos de este área que le proporcionará un equipo de análisis independiente a la Vicepresidencia económica capaz de ofrecer informes ‘paralelos’ a los que lleguen desde el departamento de Calviño.

Supervisión y control

La voz de De la Rocha será, por tanto, fundamental a la hora de definir decisiones económicas especialmente trascendentales que se deben tomar en esta legislatura
Una búsqueda de equilibrio, en definitiva, que ya tuvieron en cuenta anteriores presidentes del Gobierno, tanto del PSOE como del PP

Esta Oficina coordinará, lo que algunos definen como supervisión y control, los trabajos preparatorios de la Comisión Delegada para Asuntos Económicos, realizará estudios e informes sobre las políticas de índole fiscal, sectorial, presupuestaria, financiera y de empresa, así como de índole medioambiental; asesorará al presidente en materia de política comercial y apoyo a la internacionalización para las empresas españolas y hará seguimiento de la economía internacional, la coyuntura macroeconómica y el sistema financiero.

Lo que sí especifican desde Moncloa es que la Oficina cobrará un mayor peso en el día a día con Ivan Redondo al frente, al que tendrá que informar directamente Manuel de la Rocha que, al parecer, repetirá al frente de la Dirección General de Asuntos Económicos del Gabinete de la Presidencia del Gobierno.

En la anterior legislatura, el departamento de asuntos económicos dependía de la dirección adjunta del gabinete de la presidencia del Gobierno, que a su vez reportaba a Iván Redondo. Con la nueva organización, Sánchez ha eliminado un intermediario y De la Rocha despachará directamente Redondo.

De la Rocha es del círculo más cercano a Pedro Sánchez. Fue nombrado secretario de Economía cuando este último fue elegido al frente del PSOE en 2014. Desempeñó este cargo hasta 2016, cuando Sánchez sale de la Ejecutiva del PSOE, por lo que sus carreras corren paralelas. De la Rocha fue el responsable del programa económico del partido en 2015, además de participar en el de las elecciones de 2019.

Y si De la Rocha se queda, el que sale es Daniel Fuentes, que hasta ahora ostentaba la jefatura de la Unidad de Políticas Macroeconómicas y Financieras.

El propio Fuentes, que había tenido una participación activa en las última campaña electoral para las elecciones generales del 10 de noviembre como responsable económico del Comité de Estrategia del PSOE, ha publicado un mensaje en su cuenta oficial de Twitter confirmando su marcha.

Reparto de poderes

Algunas fuentes apuntan a que el gabinete del presidente ha decidido incorporar otro tipo de perfil y ponen especial énfasis en que Calviño y Fuentes mantienen sintonía y que la decisión se enmarca en un reparto de poderes calculado por Sánchez y Redondo.

Entre otras cosas y durante todo este tiempo en Moncloa, Fuentes ha defendido al Gobierno de las críticas a su gestión económica. Lo hacía en todos los soportes de las redes social, especialmente en Twitter, aportando datos, gráficos y perspectivas a largo plazo como contrapunto a los análisis más negativos.

Un aspecto importante que deberá concretar el Gobierno, y en el que Ivan Redondo tendrá mucho que decir, será la composición de la Comisión Delegada para Asuntos Económicos. Será presidida por Nadia Calviño pero es importante conocer su composición para concretar el reparto de poderes entre ministerios y Moncloa. También para ponderar la influencia en las políticas económicas que tendrán los departamentos de Unidas Podemos. En la pasada legislatura estaban representados todos los ministros del área económica del Gobierno, los secretarios de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa; para la Sociedad de la Información y la Agenda Digital; de Hacienda; y de Presupuestos y Gastos. A las reuniones también asistía un representante de la Presidencia del Gobierno, en concreto, del Departamento de Asuntos Económicos dirigido por De la Rocha.


Comunicación, Seguridad Nacional y la ‘Estrategia de País’


Un salto relevante para Iván Redondo es sin duda la Secretaría de Estado de Comunicación, un órgano que nunca ha funcionado a pleno rendimiento con ningún gobierno en democracia. Redondo siempre ha dicho que hay que contar las cosas, registrarlas y estudiarlas para luego actuar. De manera que su visión sobre la función de esta Secretaría será profesional y científica con un marcado carácter sociológico. Todo un reto pero no el único

Redondo, además de seguir siendo el primer Secretario de Estado y el Secretario del Consejo de Seguridad Nacional, ampliará sus funciones actuales. Concentrará dentro del Gabinete, bajo su comité de dirección, el Departamento de Seguridad Nacional (DSN) o las diferentes unidades de análisis.

Este departamento, además de ser el que elabora y redacta el Informe Anual de Seguridad Nacional, con la colaboración de los ministerios, de él dependen Unidad de Sistemas e Infraestructuras, Unidad de Gestión de Crisis y Ejercicios, Unidad de Ciberseguridad y Desinformación o Unidad de Análisis y Valoración de Riesgos. El Centro Nacional del Inteligencia, conocido popularmente como CNI, trabaja para este Departamento de Seguridad, ya que colabora en el Informe Anual del DSN.

Como novedad es que el presidente Sánchez ha encargado a Ivan Redondo la creación de la primera Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia de País a Largo Plazo. Esta oficina se encargará de pensar estructuralmente en la España de los próximos 30 años y “se trata de aportar una mirada transversal, con metodología y a largo plazo, que contará con un comité de expertos de la sociedad civil y que elaborará una estrategia nacional”, señalan.

Redondo tendrá a su cargo un departamento de ‘Foresight Unit’, que también mantienen en países y organismos como Canadá, EE.UU, Francia, Finlandia, Reino Unido, la Comisión Europea o la OCDE. Este departamento tiene como misión “identificar los posibles retos y oportunidades (demográficos, económicos, geopolíticos, medioambientales, sociales o educativos) que España tendrá que afrontar en el medio y largo plazo”.



... y todo El Nuevo Lunes en www.elnuevolunes.es

volver