Nº 1753 lunes 5 de noviembre de 2018


FINANZAS



Santander, Caixabank, Sabadell y BBVA pasan los test de estrés con una ratio de capital suficiente, pero que no les saca del furgón de cola en solvencia

Los bancos españoles superan con holgura su examen europeo


Los cuatro grandes bancos españoles examinados por la Autoridad Bancaria Europea han superado con holgura el peor escenario contemplado en los test de estrés eso sí, con desigual éxito. Santander sería el más solvente puesto que logra en el escenario adverso un 9,2%; CaixaBank, 9,11%; BBVA, 8,8%, y con una ratio de capital más ajustada, un 7,58%, el Sabadell. Pero, pese a superar la prueba sin dificultades, lo cierto es que quedan muchos deberes por hacer: la nota de las cuatro entidades españolas se sitúa por debajo de la media europea, que es del 13,7% y alcanza el 9,9% en el escenario adverso.

Nuria Díaz

Nuevo examen y más duro. La Autoridad Bancaria Europea (EBA por sus siglas en inglés) ha evaluado a las entidades con al menos 30.000 millones en activos, entre ellas cuatro españolas: BBVA, Banco Santander, CaixaBank y Sabadell. Resultado: superado.Todos ellos han mostrado un nivel de capital "considerable", según el Banco de España, con niveles de capital satisfactorios en un escenario adverso. El supervisor señala también que esto se debe en parte a la mejor situación de partida de las entidades, que han avanzado en el saneamiento de sus balances y han incrementado sus niveles de CET1 'fully-loaded' en relación con ejercicios anteriores.

En concreto, Santander logra en el escenario adverso un 9,2%, convirtiédose así en el más solvente de los cuatro; seguido por CaixaBank, con un 9,11%, BBVA 8,8%y por último el Sabadell, con una ratio de capital más ajustada, consigue un 7,58%.

Aunque el examen no fijaba de manera oficial un listón mínimo para aprobar -de hecho dede el Banco Central Europeo se insiste la prueba de resistencia no es un ejercicio cuyo resultado sea aprobado o suspenso- el mercado da por apunta al 5,5% como la ratio de capital que los bancos deberían mantener tras asumir las pérdidas derivadas del hipotético "escenario adverso" de recesión y desplome en los mercados diseñado por la EBA.

Los cuatro grandes bancos españoles han tenido que hacer frente a un hipotético escenario en el que el PIB español caería el 0,3% en 2018, ahondaría en la recesión en 2019 con un retroceso del 1,5%, para crecer un 1,1% en 2020; tres ejercicios en los que el paro sería superior al 15%.
"Los resultados confirman que los bancos participantes son mucho más resistentes a las perturbaciones macroeconómicas que hace dos años. Gracias también a nuestra supervisión, los bancos han aumentado considerablemente sus niveles de capital, a la vez que han reducido sus préstamos dudosos y han mejorado sus controles internos y la gobernanza de los riesgos", señaló Danièle Nouy, presidenta del Consejo de Supervisión del BCE, al conocerse los resultados del los examenes.

El banco alemán NRW es la entidad que saca una mejor nota en el escenario adverso. Según los test de resistencia, su ratio CET 1 fully loaded en el escenario más adverso se situaría en 2020 en el 33,96%.

Por contra, las entidades británicas Barclays y Lloyds así como la italiana Banco BPM han obtenido las notas más bajas en los tests de estrés realizados por la Autoridad Bancaria Europea.
Pese al aprobado general de la banca española, los analsitas adiverten que la nota de las cuatro entidades financieras españolas analizadas se sitúa por debajo de la media europea. Así, la ratio media CET1 fully loaded de todas als entidades europeas es del 13,7% y alcanza el 9,9% en el escenario adverso. Una debilidad a la que ya hizo referencia hace unos días el propio gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, durante su estreno en el Congreso para presentar el informe anual de la institución. Para el gobernador, uno de los retos a los que se enfrenta el sector financiero es “el marco regulatoio más exigente, que implica requisitos más elevados de recursos propios y activos líquidos, así como otros adicionales derivados de la nueva normativa de resolución”. “Las entidades españolas ya se han adaptado en gran medida a las nuevas exigencias, situándose sus ratios de liquidez y de solvencia por encima de los requerimientos mínimos, aunque en el caso de la ratio de capital CET1, su nivel es comparativamente menor que el de los sistemas bancarios de la eurozona, lo que subraya la necesidad de que las entidades refuercen sus niveles de capital”, añadió el gobernador, que recordó que aún quedan reformas pendientes como la revisión de Basilea III y los requisitos MREL de emisión de instrumentos de recapitalización.

En su primera comparecencia pública, la subgobernadora del BdE, Margarita Delgado, aseguró que “los bancos han de tener más capital y de mejor calidad que antes de la crisis financiera”.
Por su parte, el Banco Central Europeo, tambén ha señalado que “no obstante, el elevado nivel general de resistencia alcanzado por el sistema bancario de la zona del euro no debe soslayar los retos que siguen existiendo y el trabajo que queda por hacer en relación con los modelos de negocio y los problemas heredados. El BCE realizará un seguimiento atento de estas áreas.
En paralelo a las pruebas de resistencia a escala de la UE realizadas por la ABE, el BCE llevó a cabo sus propias pruebas de resistencia para las entidades bajo su supervisión directa no incluidas en la muestra analizada por la ABE.

Unas pruebas cuestionadas

En 2014, las pruebas de resistencia dieron como resultado 25 bancos que no superaban el umbral del 5,5% de capital de calidad en el escenario adverso, por lo que el regulador les calificó como suspensos.En 2016, la ABE decidió dejar de establecer umbrales mínimos para aprobar o suspender el test, si bien tan solo una entidad, el italiano Monte Paschi di Siena, se situó por debajo del límite de referencia.

El prestigio de la EBA y sus pruebas está cuestionado porque en 2011 no detectaron el hundimiento de las cajas de ahorros españolas, sobre todo por el caso de Bankia, y en 2015 emitieron el informe de las pruebas con un error en el ratio de capital de los  bancos españoles.

 

Bankia y Bankinter, exentos

■Dos entidades bancarias del Ibex 35 han quedado al margen de las pruebas de la EBA por diversos motivos: Bankia y Bankinter

En el caso de Bankia, por estar en plena integración de BMN, como recordó hace tan sólo unos días su consejero delegado, José Sevilla. El grupo presidido por José Ignacio Goirigolzarri ha situado al cierre del tercer trimestre en el 12,41% su ratio CET 1 fully loaded.

Por su parte, Bankinter ha quedado fuera de estas pruebas por tamaño, pero su ratio de capital se encuentra en el 11,7% mientras que goza de la mayor rentabilidad entre los principales bancos españoles, con un ROE del 13%.

Fuentes del mercado no consideran que esta situación perjudicará a Bankia ya que la entidad ha salido en buenas posiciones en los anteriores exámenes de solvencia, ya que tiene muy altos ratios de capital. Desde 2012, de forma autónoma ha generado 5.650 millones (descontado ya los dividendos repartidos) en capital, además de los 22.424 millones que recibió del Estado.

Bankia no será la única excluida. Las autoridades han considerado que no es práctico analizar a Monte dei Paschi di Siena, una entidad con importantes problemas, y también quedarán fuera los bancos de sistemas débiles, como el de Grecia o Portugal. No obstante, en paralelo, el Banco Central Europeo (BCE) llevará a cabo su propia prueba de resistencia a estas instituciones no cubiertas por la EBA.

En el pasado, en 2016, también se excluyó al BZ Bank, el segundo mayor banco de Alemania, que aglutina a más de 1.000 bancos cooperativos, excluido de la prueba debido a que estaba en fusión con el WGZ Bank.


... y todo El Nuevo Lunes en www.elnuevolunes.es

 

volver