Nº 1745 lunes 10 de septiembre de 2018


DESTACADO



“Inditex  –asegura Isla– será en 2020 una empresa   plenamente sostenible, plenamente integrada y plenamente digital" 

Inditex desafía a Amazon

Pablo Isla, presidente de Inditex

NL

El mismo día, el pasado martes, en que Jeff Bezos, creador de Amazon y por cierto dueño del Washington Post a quien el presidente USA Trump califica de "aparato propagandístico de Amazon", anunciaba que ha alcanzado el billón de dólares en valoración bursátil, acercándose a Apple, la única compañía que lo había conseguido hasta ahora, el presidente de Inditex, Pablo Isla, informaba en Milán ante periodistas de toda Europa que todas las marcas del grupo van a estar disponibles para su compra a través de Internet en todo el mundo en 2020, con lo que se convertirá en la primera empresa textil que lo consigue.

Inditex, que alterna con el Banco Santander la primacía en la capitalización bursátil española –en estos momentos supera al Santander a pesar de las arremetidas que ha sufrido su cotización–, se encuentra, obviamente, a gran distancia de Amazon, una empresa que empezó vendiendo libros y que hoy, metida de lleno en el mercado electrónico y convertido en monopolista de hecho del almacenamiento de datos en la nube, ya no puede considerarse como una empresa convencional, sino como una gran plataforma en lo universal pisando los talones a Apple. El gran duopolio mundial. Sin embargo, nadie le puede quitar el mérito de constituirse en la primera textil que lo consigue.

Santander e Inditex, las dos únicas entre las 100 más capitalizadas del mundo

Santander e Inditex son las dos únicas empresas españolas entre las cien más capitalizadas en Bolsa en un ranking encabezado por Apple, Google, Microsoft y Amazon, según el índice que elabora la auditora PwC.

Con la decisión anunciada el pasado martes por Pablo Isla, Inditex da un paso hacia la plataforma digital, aunque hasta el momento se limita a la ropa y demás productos textiles. Curiosamente, el primer competidor bursátil de la empresa de Amancio Ortega que preside sin cortapisas Pablo Isla, el Banco Santander gobernado por Ana Botín, también tiene el propósito de constituirse en plataforma global vendiendo todo tipo de productos financieros aunque aún no ha servido datos sobre la fecha en que conseguirá sus propósitos. 
También, aunque de forma más vaga y retórica, se ha manifestado en alguna ocasión Francisco González, el presidente del BBVA. De los tres grandes bancos españoles sólo Caixabank parece mantenerse mayormente en los límites de la Península Ibérica, en cuyo mercado es líder en cuota de mercado. Es justo recordar que Mapfre, la primera aseguradora española, que trabaja en los cinco continentes, lleva tiempo instalada en la globalización y algo menos, aunque de forma muy efectiva, en la digitalización

La semana pasada ya nos referimos a los peligros de las grandes plataformas digitales, entes opacos con productos adictivos que dominan ilícitamente los mercados ejerciendo un poder que aconseja una regulación efectiva. Se extiende el temor de que las multinacionales españolas como las que hemos mencionado, entre otras, caigan en la tentación de situar su sede fuera de España.

La importancia del efecto sede


Nos tranquiliza saber que Pablo Isla entiende y proclama la importancia del efecto sede y su plena voluntad de mantenerla en Arteixo (La Coruña). Otras empresas no lo tienen tan claro haciendo notar que en España sólo tienen una pequeña parte de sus negocios y de sus beneficios. El Santander, por ejemplo, cuyo negocio en España es sólo del 15 por ciento, generó preocupación cuando insinuó la posibilidad de buscar una nueva fórmula jurídica, aunque negó su propósito de trasladar su sede a Londres. El efecto sede, a pesar de la implacable lógica de la globalización,  sigue considerándose importante pues tiene implicaciones que afectan al tejido industrial nacional, a todo un conjunto de proveedores locales y, en definitiva, al empleo cualificado. Además de otros efectos no tan técnicos ni tan visibles pero muy efectivos.

El anuncio de Pablo Isla es un paso importante más de los avanzados hasta ahora por el presidente de la compañía, enfocados fundamentalmente a la apertura de nuevas tiendas en el mundo. Zara está presente en 96 mercados con cerca de 7.500 tiendas. Ahora Isla cerrará las que no sean rentables y dará prioridad estratégica a la Red. "Queremos –explicó en la inauguración de la flagship Zara de Corso Vittorio Emanuele en Milán, de 3.500 metros cuadrados de superficie, uno de los establecimientos del mundo más importante para el grupo– hacer disponible nuestro producto de moda a todos los clientes en cualquier parte del mundo donde se encuentren, incluso en aquellos mercados en los que no hay tienda física".

“Inditex –recalcó Isla– será en 2020 una empresa "plenamente sostenible, plenamente integrada y plenamente digital". Y en el mismo año 2020 todas sus tiendas se adaptarán al “Plan de Ecoeficiencia” en el que ya están integrados al cien por cien las de China. Este plan se propone reducir en un 20% el gasto de energía en comparación con una tienda tradicional y ahorros de hasta un 50% en el consumo de agua.


Inditex, que alterna con el Banco Santander la primacía en la capitalización bursátil española –en estos momentos supera al Santander a pesar de las arremetidas que ha sufrido su cotización– se encuentra, obviamente,  a gran distancia de la  Amazon de Jeff Bezos, una empresa que empezó vendiendo libros y que hoy, metida de lleno en el mercado electrónico y convertido en monopolista de hecho del almacenamiento de datos en la nube, ya no puede considerarse como una empresa convencional, sino como una gran plataforma en lo universal pisando los talones a Apple. El gran duopolio mundial. Sin embargo, nadie le puede quitar a Inditex el mérito de constituirse en la primera textil que lo consigue.

Santander e Inditex son las dos únicas empresas españolas entre las cien más capitalizadas en Bolsa en un ranking encabezado por Apple, Google, Microsoft y Amazon, según el índice que elabora la auditora PwC.

 

... y todo El Nuevo Lunes en www.elnuevolunes.es

volver